El Thigh Gap está en pleno apogeo

Thigh gap es un anglicismo que viene a describir el espacio entre los muslos y promueve las piernas rectilíneas debajo de la minifalda o el short.

Ejercicio, masajes y dietas circulan en las redes sociales para lograr el cuerpo de “modelo de pasarela”. Ahora, en Internet se ha puesto de moda el subir fotos de las piernas, específicamente de muslos delgados y con un espacio entre ambas extremidades:  el Thigh Gap está en pleno apogeo.

Una nueva obsesión en el culto al cuerpo al que sólo determinadas personas con predisposición genética, como  Kate Moss, las adolescentes púberes o las extremadamente delgadas, pueden aspirar.

Cualquier persona sana, en su peso ideal, puede sentir cómo se le juntan los muslos donde comienza la pierna o tener incluso las tradicionales cartucheras debida a la rebelde celulitis. Sin embargo, las fanáticas de la “imagen de moda” hacen activa campaña en contra de sus propias carnes y llenan Twitter, Facebook, Instagram, pero sobre todo Tumblr –la red que hace furor entre los más jóvenes– del tag  #thighgap . 

A causa de la proliferación de estas imágenes entre las redes sociales que pueden verse en Internet porque ellas mismas lo muestran orgullosas,  la mujer delgada con patas largas, vientres planos y el pelo largo, se ha convertido en un símbolo para todas las adolescentes, siendo este el prototipo de mujer al que quieren llegar a ser cuando crezcan.

Atrás quedaron los días en que el objetivo principal de un adolescente era fomentar amistades, disfrutar de un hobby, desarrollar el dominio de un arte y tener una buena y limpia diversión, ya que, por desgracia, todos los adolescentes de esta generación están ocupados discutiendo las apariencias y la mejora de la autoestima en base a caminos equivocados,  falsos estereotipos y erróneos cánones de belleza. 

Pobres adolescentes, tratando desesperadamente de alcanzar un prototipo de cuerpo que en la mayoría de los casos sólo es alcanzable cuando una mujer está muy por debajo del peso normal.  Por supuesto, la herencia también juega un papel en la genética de la estructura ósea por lo que es imposible para muchas adolescentes lograr este vacío entre los muslos, independientemente de los extremos en la pérdida de peso. Todo esto se traduce en hacer dieta a los extremos como la desnutrición, anemia, cambios en el ciclo menstrual y el posible desarrollo de la bulimia o anorexia. 

El movimiento, tan peligroso como absurdo, está formado por una legión de chicas que incluso ofrecen información sobre supuestos ejercicios para esa zona del cuerpo, fotos ensalzando sus avances, mensajes de aliento para luchar a favor del objetivo, o directrices como: “No comas nada más que lo que quepa en una taza” o “Bebe agua helada para quemar calorías”.

Además, esta característica –alimentada por la moda de los pantalones strech, minifaldas y pantalones cortos– viene a darse a menudo en adolescentes que ven cómo crecen sus caderas pero mantienen todavía sus piernas rectas infantiles. La búsqueda del thigh gap es por tanto imposible para casi todas las jóvenes y sólo unas “elegidas” aleatoriamente por la naturaleza. 

¿Han visto alguna vez a una Barbie sin sus trapitos? Pues bien, la rubia muñeca, cuando no lleva paños menores, tiene una pierna -si es que se les puede llamar así a esos palillos chinos de color carne- que además de escuálidas, están muy separadas y sus muslos no se tocan.

Definitivamente esto es una locura y sino que se lo digan a la exuberante Beyoncé que muestra a sus 32 años sus provocativas curvas demostrando que las mujeronas como ella derrochan sensualidad por cada poro de su piel. A pesar de ello, ella misma ha sido víctima de la nociva difusión de “tipos de cuerpo” no naturales por parte de los medios de comunicación.

Marcas como H&M y el prestigiosos diseñadores Roberto Cavalli han presuntamente retocado su imagen “photoshopeando” y eliminando por completo las curvas de infarto que tiene en la realidad Beyoncé. Los retoques que le han hecho a la cantante han sido tan exagerados, que gracias a Dios todavía existen personas con cordura que reaccionaron rápidamente queriendo mostrar su descontento con la deformación del cuerpo de la misma.  



Si te parece útil esta información o crees que puede ser de ayuda para alguien no dudes en compartirla. Me encantaría saber tu opinión más abajo y si quieres compartir tu evolución con nosotros por aquí, por otra red social o por Instagram no olvides mencionarnos IG:@vidasana_group

El saber nunca está de más:

 Únete a esta grandiosa comunidad y

Recibe gratis nuestro contenido más valioso.