L-Glutamina: Todo sobre este aminoácido

L-Glutamina: Todo sobre este aminoácido

Las proteínas son moléculas de gran tamaño formadas por largas cadenas lineales: los aminoácidos. Son fundamentales y esenciales para la vida.  La proteína es una parte muy importante de la piel, músculos, órganos y glándulas. También se encuentra en todos los líquidos corporales excepto la bilis y la orina.
Nuestro cuerpo necesita proteína para repararse y mantenerse a sí mismo, cada célula de nuestro cuerpo contiene proteína. Nosotros necesitamos un total de 20 aminoácidos de los cuales 8 deben ser aportados a través de los alimentos.
La L-Glutamina es un aminoácido que el cuerpo humanos es capaz de producir por si mismos y es el más abundante en los músculos.
El suministro de determinados micronutrientes fomentan la producción de nuevas células cutáneas. Si quieres una piel sana tendrás que cuidar lo que comes, si tu alimentación es a base de una dieta desequilibrada o rica en comida basura tendrás un desequilibrio ácido-base y como resultado una destrucción de las células y de los tejidos.
El aminoácido mas importante para el equilibrio ácido-base es la L-Glutamina. Así que la L-Glutamina es importante para una piel firme y elástica. Su demanda aumenta con el aumento del estrés físico y mental.
El estrés es el principal causante de que este aminoácido baje en concentración. También con el paso de los años su producción disminuye y el organismo se nutre de las proteínas presentes en los músculos para transformarlas en L-Glutamina
Esto conlleva a que se pierdan proteínas de los músculos, que las fibras se hagan más delgadas y que la piel pierda su tersura.
Conclusión:
Retrasa el envejecimiento de la piel, ayuda a construir y mantener el tejido muscular. Actúa reparando las fibras rotas, previniendo agujetas y lesiones. Alivia la fatiga, el estrés, la depresión, disminuye los antojos de azúcar, es de ayuda en casos de quemaduras o agotamiento físico. Una suplementación de L-Glutamina también es recomendada en casos de artritis, fibrosis, desórdenes intestinales y daños en los tejidos.
Se encuentra en los alimentos de origen animal y vegetal de alto contenido proteico (aunque con el cocinado se destruye), en alimentos crudos tipo el perejil o la espinaca cruda, en los lácteos, los frutos secos y los quesos frescos.
Si te gusta esta publicación no te pierdas ni una y suscríbete a mi blog, recibirás GRATIS un Plan Detox, o pásate por >>> Facebook<<< donde comparto importante información.
El saber nunca está de más:

 Únete a esta grandiosa comunidad y

Recibe gratis nuestro contenido más valioso.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más Información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close