Disfruta del sol de forma segura

Disfruta del sol de forma segura

 

La primavera avanza y los rayos de sol asoman cada día con más intensidad, los días alargan y dan ganas de salir a la calle o incluso, para los más afortunados, disfrutar de un día de playa o
relax en la piscina, pero como bien sabes, tenemos que protegernos del sol.

¿Quiere decir esto que tenemos que huir de los rayos del sol como si de una peste se tratara? Por supuesto que no.

Vivimos en una era en la que se da tanto énfasis a la importancia de protegernos del sol que son cada vez más las personas que evitan la exposición solar a toda costa. Los medios de comunicación,
los anuncios publicitarios de televisión o esas grandes pancartas en las farmacias y supermercados nos recuerdan la importancia de adquirir ese protector solar elevado. Incluso es muy probable
que un dermatólogo nos haya ‘prohibido’ el sol.

Pero… ¿es realmente el sol el único causante de cáncer de piel? ¿Por qué nos prohíben el sol, pero no nos prohíben los protectores solares que, incluso, nos recomiendan? Nos dicen que los rayos solares son la principal causa del aumento de cáncer de piel en la población, pero la pregunta es: ¿Por qué
iba el sol a volverse de repente tan maligno e intentar matar a tantas personas cuando lleva miles de años sin hacer daño a nadie?

Antes de nada, queremos aclarar que este post en ningún momento fomenta una exposición al sol irresponsable y sin protección. Sabemos que las quemaduras solares no son buenas y debemos evitarlas
a toda costa, pero en ese artículo te contaremos lo que muy probablemente no te contará tu dermatólogo. Hablaremos sobre los peligros de utilizar protectores solares convencionales y te daremos
algunas sugerencias para proteger tu piel de forma saludable.

Los rayos ultravioleta tipo A (UVA) y tipo B (UVB) de los cuales nos protegemos, son los causantes del fotoenvejecimiento prematuro y de las quemaduras solares que, en algunos casos son las responsables de la aparición de cáncer de piel. 

 

Pero no podemos olvidar los beneficios que tiene el sol en nuestro organismo, uno de los más importantes es la síntesis de vitamina D, la cual se adquiere principalmente de la luz solar. Ninguna
otra fuente de vitamina D puede asemejarse en cuanto a calidad.

¿Para qué sirve la vitamina D? Pues es la responsable de que nuestro cuerpo pueda asimilar bien el calcio y el magnesio, algo fundamental para tener unos huesos y músculos saludables y fuertes.
Además, también contribuye al buen funcionamiento cardíaco.

 

Lo cierto es que los bloqueadores solares impiden que nos beneficiemos de la síntesis de vitamina D. Utilizar protectores solares todo el tiempo ha provocado un déficit de
vitamina D en la población, y el resultado es un elevado aumento en el número de personas con enfermedades óseas durante los últimos años.

 

Además, el sol es imprescindible para la vida, una fuente natural de energía que estimula y refuerza nuestro sistema inmunológico.

 

¿Alergia al sol? Antes de sacar este tipo de conclusiones, todo especialista debería someter al paciente a una serie de preguntas, como por ejemplo, cuales son sus hábitos alimenticios, si toma
frecuentemente medicamentos como los antihistamínicos, antibióticos, analgésicos, uso de desodorantes, perfumes y cosméticos previos a la exposición solar, etc. En muchos casos, son los malos
hábitos los causantes de la fotosensibilidad y la mal denominada “alergia al sol”.

 

Es una ironía pero los mismos protectores solares que nos aplicamos para protegernos de los rayos ultravioleta, podrían ser los causantes del cáncer de piel. Son ya muchos los estudios que han
descubierto que los componentes de los protectores solares pueden aumentar la velocidad en la cual las células malignas se desarrollan.

 

La FDA ha alertado sobre los peligros de la vitamina A y sus derivados, retinol y retinol palmitato, muy frecuentes en los protectores solares convencionales, por su foto toxicidad y foto
carcinogenicidad.

La realidad es que la mayoría de protectores solares comerciales están cargados de químicos tóxicos que van al torrente sanguíneo provocando importantes alteraciones hormonales e incluso
acelerando el cáncer de piel.

 

 

 

Entonces, ¿cómo puedo proteger mi piel? Pues como en todo, la clave está en el equilibrio.

 

– Evitar la exposición solar a mediodía y a primera hora de la tarde, cuando intensidad de la radiación es mayor.

– Evitar las quemaduras solares.

– Las primeras exposiciones solares deben ser progresivas.

– Utilizar gorra o sombrero para proteger la cabeza y el rostro, ya que en el rostro la piel es más delicada y sensible. Absorbe los rayos solares de forma controlada a través de los brazos,
piernas u otras zonas del cuerpo.

– Evita los filtros solares químicos y sustituye los protectores solares convencionales por protectores solares minerales de origen natural sin nanopartículas, como el dióxido de titanio u óxido
de zinc.

 

 

 

– Si vas a la playa, es fundamental llevar sombrilla y pasar la mayor parte del día bajo ésta. Recuerda que 15 minutos de exposición solar diaria es suficiente y que los rayos ultravioleta
también pasan a través de la sombrilla, aunque con mucha menor intensidad. Puedes reforzar la protección con una camiseta de algodón.

– Bebe mucha agua para hidratar tu cuerpo y consume alimentos frescos, crudos, sin procesar, ya que éstos contienen una gran cantidad de antioxidantes que ayudarán a tu cuerpo a combatir los

radicales libres.

– Recuerda que el factor de protección solar no garantiza una protección más alta, solo determina la duración de la protección, es decir, en una crema con protección solar
FPS15
tendrás protección durante 150 minutos (2,5 horas), transcurrido ese tiempo, deberás reaplicar.

– Evita a toda costa los bronceadores solares y las cabinas de rayos UVA para broncearte (no son en absoluto más saludables que los rayos de sol).

– Después de la playa hidrata tu piel con aloe vera extraída de la planta o asegúrate que se trate de un producto puro, natural, sin ingredientes tóxicos. Esto calmará y regenerará tu piel y
tendrá un efecto mucho mayor que cualquier producto “after sun” del mercado.

– Es muy importante extremar las medidas de protección en niños y ancianos.

Disfruta del sol de manera responsable.

 

Tus comentarios son la vida del blog, por eso si te ha gustado este post ¡estaremos encantados de saber tu opinión y conocerte! Pero por favor, no dejes un enlace directo a tu blog o página web ya que Google lo considerará SPAM y no es beneficioso ni para ti ni para nosotros ¡Gracias! :)

 

EasyCreams
EasyCreams es una nueva marca de cosmética natural española, sin tóxicos y sin crueldad animal.
En nuestro blog de salud y bienestar te ayudamos a cuidarte por fuera y por dentro.
El saber nunca está de más:

 Únete a esta grandiosa comunidad y

Recibe gratis nuestro contenido más valioso.

Write a comment

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más Información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close