Diario de una mamá fitness...

Diario de una mamá fitness

Cuando tenía 14 años empecé a preocuparme por mi figura, edad complicada…Cuando tienes 14 años poco entiendes de nutrición, metabolismo, tendencias genéticas  y/o  grupos somáticos… de siempre fui “extremadamente delgada”, así que empecé a probar cualquier tipo de dieta o poción mágica para aumentar de peso, sin lograr ningún resultado. Además siempre, debido a mi meta de aumentar peso, desde temprana edad estuve practicando ejercicios: gimnasio, danza y natación.

Sin ver cambios drásticos llegue casi al borde de la obsesión ¡casi al punto de rozar los niveles de la vigorexía. Tan solo conseguí el peso que deseaba unos años más tarde y no por llevar un estilo de vida sino por un cambio en mi metabolismo… Después de unos años me di cuenta de que lo que tenía que hacer era aprender a alimentarme y aprender hacer ejercicio.

Conforme empecé a trabajar, me centre tanto en mi profesión que deje a un lado todo mis buenos hábitos, que lejos de ser malos sí que fueron mal aplicados, y así comencé a adoptar todo lo contrario, es decir, aquellos malos hábitos de los que siempre se hablan pero contra los que la mayoría de las veces,  no se consigue luchar.

Fue, hasta cuando me quedé embarazada, que me interese de nuevo sobre cómo llevar una vida saludable para mí y para mi pequeña. Ya 1 año antes de quedar embarazada había retomado el gimnasio y en vista que durante el embarazo estuve en casa seguí haciendo ejercicios, esta vez pero aptos para mujeres embarazadas.

Durante mi embarazo fue realmente difícil medir mi alimentación, se experimentan grandes cambios en el apetito.  El hambre de una embarazada es algo realmente inexplicable y te invaden muchas dudas sobre qué comer y qué tipo de dieta llevar.

Empecé a leer todo lo relacionado con la nutrición, aprendí a cocinar nuevas recetas y a balancear mi dieta.  Aun así aumente 18 kilos. Normalmente amigos y familiares te suelen decir: “tranquila los perderás amamantando”. No pude amamantar.  Te suelen decir que nada más con el parto pierdes aproximadamente 8/10 kilos. Me hicieron cesárea y retuve tal cantidad de líquidos que tras nacer mi pequeña tan solo había perdido 5 kilos. Tenía todas las papeletas en mi contra y 34 años. La edad es importante, dependiendo de la edad varían mucho los procesos de recuperación y los cambios hormonales.

Estaba tan centrada y emocionada con la llegada de mi pequeña que mi aumento de peso no representó un problema ni tan siquiera una preocupación. Me repetía a mí misma: “ya los perderé”…aunque no sabía ni cómo….

Mis hijos han sido mi mayor motivación diaria, gracias a ellos me adentré en esta gran aventura y en este nuevo estilo de vida.

Sin ellos no me hubiera concienciado de lo importante que es llevar una vida sana.

¿No les pasa que cuando miran la foto de su barriguita, la echan de menos? Pues a mi me pasa, veo la foto y me da cierta nostalgia.

Entre el 2011/14 he experimentado grandes cambios en mí vida, entre ellos el más maravilloso y anhelado por mi: ser mamá. Ser mamá hizo que aprendiera a gestionar mi vida, a conectar con mi yo interior, a aceptarme como persona en todos los aspectos y a quererme por ello. Aprendí a vivir sanamente.

Para mi tener una vida sana va más allá de tener un cuerpo musculoso y correr maratones. Para mi fue tomar consciencia de mi realidad y la que me rodea, fue aprender a dedicarme tiempo, a resetear mi mente de todo tipo de prejuicio y complejo, a reconocer mi parte más vulnerable y a enfocar mi energía en las cosas que elijo, quiero y considero que me hacen bien.

Vivir sanamente es poder ir al parque con mi hija y correr detrás de ella sin que me falte el aliento, agacharme a recoger sus juguetes sin que me pesan las piernas, llegar a las 11:00 de la noche y sentirme aún con energía para contestar email o actualizar la web.

Es incluso tener en cuenta mi herencia genética, valorando de manera consciente aquellas enfermedades o dolencias que pueden llegar a existir en mi vida y actuar en consecuencia con una alimentación inteligente y unos buenos hábitos.

Saber que estoy haciendo lo que esta a mi alcance para ver crecer a mis hijos sanos y felices y estar a su lado mientras alcanzan sus sueños.. Este es realmente mi reto personal y mi concepto personal de vida sana.

Estas fueron mis principales razones para cambiar mi estilo de vida, y hoy por hoy me hace muy feliz poder disfrutar de la vida que elegí. Esta vida es una sola, es un regalo, así que es nuestra obligación no desperdiciarla.

Fue entonces que empecé a estudiar nutrición y dietética. ¡Fascinante! Me adentré de nuevo en el mundo del fitness y lleve una alimentación sana, y a raíz de mi experiencia, decidí hacer este blog pensado en gente como tú y yo. Vida sana group nació con el fin de dar a conocer y compartir mi experiencia personal con ustedes y así poder ayudar, de una forma fácil y cercana, a encontrar el justo equilibrio entre una buena alimentación, ejercicio físico y un modo de vida saludable, además de contribuir en la divulgación de ciertos conocimientos sobre la dietética y nutrición.

Entonces –te preguntarás- habiendo tantos expertos de fitness en la red, ¿por qué habría de inspirarte leer mi blog?

Porqué soy como tú…  ¡Soy mujer! Sé que tú -como yo- cocinas, trabajas, eres ama de casa, esposa, madre y tienes una vida social ¡además de muchas tentaciones que vencer! Y quiero que sepas que no estás sola.

Llevar una vida más sana no es difícil y menos imposible. Recuerda que muchos de los modelos de los canales de ejercicio viven prácticamente en el gimnasio, además de gastar una importante suma de dinero mensual en suplementos alimenticios. Por eso quiero que entiendas que no importa tener un abdomen de hierro, sino hacer ejercicio  y no desanimarte si no ves resultados de inmediato.

En este espacio no incluiré ningún productos o consejo que no haya probado o en el que realmente crea.  Mi intención es darte consejos, motivarte y guiarte hacia una nueva vida, un nuevo cuerpo y una nueva actitud, en base a mis conocimientos, mis hábitos y mis convicciones que son los que me inspiran y funcionan día a día.

La disciplina es la capacidad de pasar a la acción aunque no tengamos motivación. Es un recurso personal que esta en nuestras manos y que podemos desarrollar al igual que cualquier otro de nuestros recursos, características o habilidades. Todo depende de nosotros mismos: si se puede.

“Autodisciplina es hacer lo que deberías hacer, cuando deberías hacerlo, tanto si te apetece como si no”

Si te gusta esta publicación no te pierdas ni una y suscríbete a mi blog, recibirás GRATIS un Plan Detox, o pásate por >>> Facebook<<< donde comparto importante información.

El saber nunca está de más:

 Únete a esta grandiosa comunidad y

Recibe gratis nuestro contenido más valioso.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más Información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close