10 terapias saludables para combatir el estrés

10 terapias saludables para combatir el estrés

¿Sientes que te agotas con facilidad? ¿Te cuesta levantarte por las mañanas y sientes que no tienes energía? ¿Te preocupas en exceso por las cosas y sientes que tu mente no descansa?

¿Te falta motivación y te sientes inseguro? Tal vez sufras estrés emocional o ansiedad.

Hoy vamos a mencionar algunas terapias alternativas y hábitos saludables que te ayudarán a combatir el estrés o a prevenirlo.

Antes de nada es importante, como dijimos en nuestro anterior post,  aprender a conocer tu interior para identificar los signos del estrés y controlarlo, ya que de  lo contrario es muy probable que con el tiempo sea el estrés el que te controle a ti y no queremos que esto suceda.

1- Aromaterapia.

Una técnica oriental muy antigua en la que se emplean distintos aceites esenciales de hierbas y plantas aromáticas que al ser aplicadas, generalmente mediante masajes, producen un efecto
relajante o estimulante.

Algunas de las plantas antiestrés son:

La lavanda, la manzanilla, el tomillo, la salvia, el ylang ylang, el sándalo, el aceite esencial de mejorama y de jazmín.

Las velas aromáticas e inciensos naturales sin tóxicos pueden contribuir al bienestar en el hogar y los baños relajantes con alguna de estas plantas aromáticas, aceites esenciales o bombas de
baño sin tóxicos pueden ayudarte a aliviar el estrés y descansar mejor.

2- Balneoterapia.

Si no has estado nunca en un Balneario ahora tienes la excusa perfecta. Reserva uno para tus próximas vacaciones y vendrás renovado. Deja que tu cuerpo disfrute de los beneficios de los distintos
tipos de aguas, baños de barro y masajes. El alternar aguas frías y calientes estimula la circulación y oxigena las células. Las saunas y los baños de vapor eliminan las toxinas del organismo,
favorecen el cutis y aumentan la capacidad pulmonar. Los baños de chorros o burbujas alivian la tensión muscular y las aguas termales así como las bajas temperaturas estimulan el sistema
inmunológico.

3- Masajes descontracturantes y antiestrés.

El estrés provoca contracturas musculares muy incómodas, los masajes descontracturantes pueden mejorar o eliminar la contractura y así aliviar el dolor. Los masajes relajantes o antiestrés funcionan muy bien puesto que llevan al organismo a un estado de relajación absoluto y desconexión mental de inquietudes, lo que nos llevará a descansar bien por la noche.

 Si vives en Madrid en el centro de estética natural y bienestar NatuCorpore estarán encantados de asesorarte acerca de cual es el mejor tratamiento en tu caso. En caso de vivir en otra ciudad asegúrate de que el centro al que acudas sea un centro especializado en terapias naturales con ingredientes cosméticos sin tóxicos.

4- Respiración.

Controlar la respiración es fundamental para controlar las crisis de ansiedad y hacer frente a situaciones de estrés. Conocer las técnicas correctas de respiración te ayudará a oxigenar el
cerebro e impedir que el nivel de estrés aumente.

 

5- Risoterapia.

La risa mejora el estado físico y psicológico produciendo un gran bienestar, y es que la risa, y más concretamente, la carcajada, libera la energía negativa del organismo. Ya en el siglo XVII el doctor Thomas Sydenham decía: “Es más benéfico para el pueblo la llegada de un clown que una caravana de remedios”. Hoy en día existen clínicas o centros de risoterapia, en los cuales se curan enfermedades únicamente con la risa y en otros casos hay una notoria mejoría o se sobrellevan con una actitud totalmente distinta.Hay estudios científicos que han comprobado como el cortex (la sustancia que recubre los hemisferios cerebrales) libera impulsos eléctricos negativos tan solo una fracción de segundo tras haber
comenzado a reír.

Una risa incontenible y verdadera fortalece el corazón, dilata los vasos sanguíneos, mejora la respiración, segrega betaendorfinas, alivia la digestión y fortalece los lazos afectivos, algo fundamental en casos de ansiedad.

“Cuando reímos activamos casi 400 músculos del cuerpo.

Según la investigación científica parece ser que el cuerpo no es capaz de diferenciar la risa falsa de la verdadera, por lo que con ambas se beneficia igual tanto física como psicológicamente. En los centros de risoterapia se emplean técnicas que ayudan a liberar las tensiones del cuerpo como el juego, el baile, ejercicios de respiración… técnicas para reír de un modo simple y natural, como los niños, ya que los niños ríen mucho más que los adultos. Así que ya sabes, con risoterapia profesional o en tu propia casa, solo o acompañado ¡a reír! Si no eres capaz de reír
fuerza la sonrisa con frecuencia, recuerda que el cerebro no distingue la sonrisa falsa de la verdadera.

6- Alimentos para disminuir la ansiedad.

Tus grandes aliados (siempre que no tengas alergia o intolerancia a alguno de ellos) son:

– Avena. Mantiene los niveles de azúcar en sangre y fortalece el sistema nervioso.

– Aguacate. Fuente de importantes minerales. Es bueno para el corazón y es recomendado en casos de cansancio, estrés y anemia.

– Ajo. Antibiótico natural que refuerza nuestras defensas y el sistema inmunológico. Además depura el organismo.

– Almendras. Ricas en ácidos grasos y magnesio. Favorecen la relajación.

– Apio. Equilibra el sistema hormonal y también desintoxica el organismo.

En general debemos incluir aquellos alimentos que contengan vitamina C ya que éstos refuerzan el sistema inmunológico y segregan adrenalina. También son importantes los alimentos con vitaminas del grupo B, que refuerzan y equilibran el sistema nervioso y favorecen la eliminación de líquidos. El Omega 3 también es un gran aliado para combatir el estrés y la depresión. Hay suplementos alimenticios como vitaminas del grupo B con triptófano que nos pueden ayudar, así como la ingesta de superalimentos como la espirulina, el té Matcha, las semillas de Chía o la Maca, entre otros, siempre y cuando llevemos una dieta equilibrada y saludable.

También es importante evitar alimentos que perjudiquen el sistema nervioso, como el azúcar refinado, las harinas refinadas, alimentos precocinados, la sal, los fritos o el abuso de bebidas estimulantes.

7- Ejercicio.

Sí, sabemos que esto es algo básico pero aún así cada vez hay más sedentarismo y en casos de estrés y ansiedad es especialmente importante prestar atención a este punto. El ejercicio genera
endorfinas y estimula la serotonina, además, al igual que la risa libera las tensiones del cuerpo y elimina las energías negativas.

Es más beneficioso el ejercicio moderado y constante que pegarse el “palizón” un día y después no volver a ejercitar el cuerpo. Haz ejercicio moderado al menos de tres a cinco días por semana.
Desplázate caminando o en bicicleta. Haz senderismo el fin de semana. Sal a caminar unos minutos aunque sea cerca de casa. Mantén tu cuerpo activo. Muévete.

8- Musicoterapia.

La música influye en nuestro sistema respiratorio, la presión arterial, las contracciones estomacales y los niveles hormonales. Mediante el sistema auditivo estimulamos el cerebro y podemos
mejorar nuestra salud.

Un caso reconocido en el que funciona muy bien esta terapia es en casos de Alzheimer. Pues al igual que en estos casos, la música tiene poder en todo  lo relacionado con el sistema nervioso.
Puede influir tanto positiva como negativamente, por eso siempre elige música que te haga sentir bien. Si te gusta cantar, canta, no importa si lo haces mejor o peor, esta es otra excelente
terapia, al igual que tocar un instrumento.

9- Dedícate tiempo a ti mismo.

Elige un día, una tarde a la semana para ti mismo, para hacer aquello que te gusta hacer. No valen las excusas. Si no tienes un día, elige una tarde. Si no tienes una tarde, escoge algún horario,
tal vez a la noche cuando los niños duermen, o a la mañana temprano. Si te gusta dibujar, dibuja. Si te gusta pintar, pinta. Baila, canta. Sal a pasear. Aprende y haz cosas nuevas. No te aísles.
Desconecta de la tecnología de vez en cuando. Ten contacto con la naturaleza.

10- Ten una mascota.

La terapia con animales es un excelente tratamiento terapéutico en el cual se han constatado numerosos efectos beneficiosos, ya que los animales proporcionan una fuente de sosiego y un foco de
atención. Hacen que nos sintamos seguros y aceptados incondicionalmente (los animales no juzgan).

La interacción con animales mejora la salud física y mental, la capacidad de concentración y atención. Reduce los niveles de ansiedad y la sensación de soledad. El solo hecho de acariciar un animal puede relajarnos, estimular la serotonina y reducir el nivel de ansiedad. Además, el tener un animal te ‘obliga’ a atenderle y de esa forma te sientes útil y responsable.

Los bebés y niños que crecen en un hogar con mascotas mejoran sus defensas y crecen con un sistema inmunológico más fuerte. Así que ya sabes, vivas solo o acompañado, si te gustan los animales ¡adopta uno!

La semana que viene hablaremos de la rosácea, una afección cutánea crónica que afecta a un gran porcentaje de la población a nivel mundial. Veremos las posibles causas, síntomas y cuidados que
tiene que tener una persona con rosácea ¡No te lo pierdas!

Tus comentarios son la vida del blog, por eso si te ha gustado este post ¡estaremos encantados de saber tu opinión y conocerte! Pero por favor, no dejes un enlace directo a tu blog o página web ya que Google lo considerará SPAM y no es beneficioso ni para ti ni para nosotros ¡Gracias! :)

 Si te ha gustado comparte y suscríbete a nuestra newsletter para no perderte nada :)
Este post pertenece a Easy Creams, echa un vistazo al contenido de su blog.

El saber nunca está de más:

 Únete a esta grandiosa comunidad y

Recibe gratis nuestro contenido más valioso.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más Información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close